Noticias federales e interfederales

<- todas las noticias

IX ASAMBLEA DE LA FEDERACION DE SAN JOAQUÍN DE NAVARRA

IX Asamblea de la Federación S. Joaquín de Navarra, Egino (Álava)

Del 18 al 22 de junio de 2018, hemos celebrado la  IX Asamblea de nuestra Federación de    S. Joaquín de Navarra. Este año con la novedad de hacerlo en un lugar distinto al de las anteriores, siempre realizadas en la Casa de Espiritualidad de Larrea. Por imposibilidad de hacerlo allí, hemos acudido a Egino, Álava, un entorno con un paisaje muy hermoso, y una casa muy bien preparada y atendida por las Religiosas Mercedarias de la Caridad.

El lunes, para la comida nos reuníamos las participantes, a excepción de las Hermanas de Bande (Portugal) que llegaron más tarde; retraso bien justificado, por la distancia tan superior al resto, que tuvieron que recorrer.

A las 15,45 tuvimos el primer encuentro, en el que la Hna. Presidenta, Sagrario Fernández, después de invocar al Espíritu Santo, pasó lista a las hermanas participantes, por derecho las prioras, y las delegadas como representantes de sus comunidades. Se repartieron los oficios de cronista y encargadas de las actas.

Una bonita novedad de esta Asamblea ha sido la participación de la Hna. Felisa de S. Juan  de la Cruz, del Carmelo de Getxo, que aunque no está federado, ha sido invitado a participar para que pueda ver “el estilo de hermandad…” que tratamos de vivir en nuestras Asambleas

La relación sobre el estado de la Federación “Actividades y andadura”, leído por la presidenta, nos detalla lo vivido a lo largo de estos tres años. Esta relación, en todo su detalle, se nos pasará a cada comunidad, por eso aquí sólo resaltar, el cariño y trabajo realizado por la Hna. Sagrario, con la ayuda del Consejo,  en favor las hermanas de la Federación, y el bien de las comunidades.

Después de toda la información concluía con estas emotivas palabras: “me voy con el corazón lleno de agradecimiento a Dios y a las hermanas”. Daba también las gracias al P. Asistente Luis Aróstegui por su discreción y sus siempre acertadas y oportunas puntualizaciones.
Toda la Asamblea aplaudió a la Hna Presidenta como  expresión de agradecimiento por la entrega y el trabajo realizado en estos 6 años, que no han sido nada fáciles, por cierto.

Después de un descanso, a las 17,35 llegó el Obispo de Vitoria, D. Juan Carlos Elizalde. Tuvimos un largo encuentro con él, en el que además de hablarnos, nos invitó a un  fraterno diálogo

Nos dijo que era hermoso reunirnos, porque tenemos en común una pasión que nos convoca; pasión por Dios, por la Iglesia y por los hermanos.

En una comunidad, decía él, hablando de la riqueza de cada Carisma en la Iglesia,  tiene que haber:
-Profetas: los que incordian urgiendo los derechos de Dios cuando la comunidad se acomoda.
-Cantores: los que cantan, porque captan la huella de Dios en nuestra historia, incluso  -y sobre todo- en los momentos dolorosos, mantienen la esperanza.
-Médicos: el que atiende al hermano que sufre, diagnostica y pone los remedios oportunos.
-Autoridad: que encauce y encarrile los Carismas que hay en cada comunidad para complementarnos en relación con la Iglesia particular, en comunión con la Iglesia universal.  Todos los carismas tienen que estar al Servicio del bien común.
Se dialogó sobre la importancia de que la vida contemplativa esté presente en el Plan de Pastoral de cada Diócesis; que se cuente con nosotras, desde nuestro Ministerio orante; cada uno en su puesto realizamos nuestra labor en la Iglesia, pero desde la Comunión de Carismas, y estos en relación y bajo el cuidado de los Obispos.

Después de larga conversación, pasamos a la Eucaristía. Ahí el Obispo de Vitoria, nos dijo 4 palabras tomadas del Evangelio de la multiplicación de los panes y los peces: Los tomó, los bendijo, los partió y los repartió.
También nosotros/as hemos sido tomadas: elección de Dios sobre cada uno, en nuestra llamada. Bendecidas, porque de Dios sólo nos puede venir el bien. Somos partidas, es decir, nos encontramos con el misterio del dolor, que nos purifica. Y nos reparte, tenemos que ser Don para los demás.

Y de la Misa a la mesa. D. Juan Carlos se quedó a cenar con nosotras. Es muy alegre y de fácil conversación. Al terminar la cena se despidió de nosotras, deseándonos unos días llenos de la gracia del Señor.

Ya todas pensábamos en el descanso, pero no nos lo permitió la Hna Sagrario  sin hacer el sondeo para Presidenta, pues al día siguiente había que hacer la elección.

El día 19, martes, a las 8,30 rezamos Laudes, después de un breve ensayo de cantos, el levantarse era libre, aquí no había campana, teníamos que hacer uso de nuestros relojes. La oración personal era responsabilidad de cada una, y era hermoso, encontrar en el hermoso oratorio del piso 2º a las madrugadoras de turno, o en la capilla rezando el Oficio de Lecturas. La oración, como no podía ser de otra manera, era lo que fundamentaba todos trabajos del día.

A las 9, 45 comenzamos a trabajar el día segundo, entonado por un texto teresiano: “no os pido más de que Le miréis”, que había sido el lema este año del día de la Vida Contemplativa.

La Hermana Manttoni, consejera encargada de la economía, nos repartió una hoja en la que estaba bien explicado todo lo referente al fondo económico. Se hicieron algunas aclaraciones y comprobamos que nuestra economía federal está bien administrada.

También la hermana Patricia, encargada de la Formación, nos repartió también un folio con los cursos federales e interfederales celebrados durante el trienio que acaba de concluir,  y también los ya proyectados, por estar programado un ciclo sobre el Santo Padre, y hay que tener a los ponentes avisados  con tiempo.

Después de estos informes, pasamos a compartir los temas de la Instrucción Cor Orans que, previamente cada consejera –y la misma presidenta- habíamos preparado, como ayuda para la reflexión de esta Instrucción.

Se vio lo providencial de esta iniciativa por el imprevisto de que el P. Juan José Bergara, procurador general, no pudo acompañarnos físicamente en la Asamblea, ya que su especial misión queríamos fuera esa, poder dialogar con nosotras sobre la Cor Orans.

Comenzó la Hna. Begoña, del Carmelo de Vitoria, su introducción general sobre la Cor Orans con su amenidad característica; nos hizo ‘amable’ la Instrucción, ya que como ella confesó, después de leerla y resultarle el lenguaje un tanto chocante, después le llegó la paz. Lo esencial es la identificación creciente con Cristo, gradual, coherente, integral. Se nos han entregado a cada comunidad, los trabajos de las hermanas sobre estos temas, por eso aquí sólo los señalo, pues queda como tarea para cada comunidad, seguir profundizando y trabajando sobre ellos.

Después de tanto escuchar, necesitámbamos estirar las piernas, y contemplar el hermoso paisaje montañoso que nos rodeaba, por eso, se nos dio un pequeño tiempo, hasta la reunión en cuatro grupos, previamente  formados. Solo se nos tuvo que indicar la sala de reunión y cada hermana buscar a sus correspondientes compañeras de reflexión.

Así estuvimos trabajando hasta la hora de la comida, a la 13,30h. Aprovecho para comentar la estupenda comida que cada día nos servían las buenas hermanas Mercedarias, ellas mismas cocinan, y ellas nos sirven, sobre todo la Hna. Irene, que estaba pendiente de que nada nos faltara y amenizarnos las comidas con sus simpáticas anécdotas.

Después de la comida, nos quedaba algo más de una hora para el descanso o el esparcimiento, que cada cual aprovechaba como mejor le convenía. El tiempo nos favoreció y algunos días se pudieron hacer algunas excursiones y descubrimientos en el pueblo de Egino, como la fábrica de quesos… pero eso para el final, no nos adelantemos.

En el encuentro de la  tarde, de este martes, 19 siguieron las exposiciones de  la Cor Orans. La Hna. Manttoni (Donamaría) nos habló del Capítulo I, sobre la autonomía. La Hna. Sagrario  (Olza) sobre las Federaciones, y la Hna. Juana María (Ruiloba), sobre el tema III: la separación del mundo. Tuvimos que terminar con cierta rapidez, pues era la hora de conectar vía skype (Internet) con el P. Juan José Bergara.

Le pedimos, en este primer encuentro, nos comentara lo que él veía como más relevante de la Instrucción Cor Orans. No obstante, comenzó señalando la importancia de la Exhortación VDQ, diciéndonos que cada vez le gusta más. La instrucción, en cambio, aunque tiene también sus cosas buenas, es un documento normativo. .

La Instrucción de la CIVCSVA quiere atajar los problemas derivados de la excesiva autonomía, que ha creado “islas” de ahí que la Iglesia quiera arreglar esta situación a través de las Federaciones. Mediante la Teología de la comunión, la Iglesia quiere ayudar a las comunidades.

Que las Federaciones no lo sean sólo de nombre, sino que sean  lugar de comunión,  donde las hermanas encuentran ayudas reales,  en la medida de sus posibilidades. Que en los encuentros nos digamos las verdades con amor.

Las atribuciones que otorga la CO a la Presidenta como covisitadora en las visitas canónicas, es para favorecer el vivir en la comunión, por ello hay que  acogerla como lo que es: Hermana, y como tal tiene que actuar. Hay que posibilitar la confianza mutua. No tenemos tiempo para pelearnos, hay que unir fuerzas para vivir lo esencial.

Se busca equilibrio entre Federación –unión de comunidades- y autonomía sui iuris. Se sabe que hay comunidades que no tiene autonomía vital, y esto quiere la Santa Sede arreglarlo

En cuánto a la Formación inicial, según indicaba la VDQ y señala la Cor Orans, se quiere que los periodos sean más largos para que se dé una verdadera integración. Que los procesos formativos no sean sólo de conocimientos, sino de integración en la vida comunitaria. Se señala tiempo de aspirantado, para paliar las posibles lagunas humanas, o religiosas básicas de las candidatas

Tenemos que transmitir a las nuevas vocaciones nuestra “forma” carmelitana, y para eso es necesario largo tiempo de convivencia en la comunidad. Toda la comunidad se responsabiliza de la formación de las candidatas.

Nos habló también del importante trabajo que hay que hacer ahora en la adecuación de los Estatutos de la Federación a la nueva normativa.

En cuanto al capítulo III de la Cor Orans, sobre la separación del mundo, el P. Juan José señalaba la importancia que da la Santa Madre a “topar con el agua Viva” para no querernos saciar de otras cosas, y vivir centradas en lo esencial de nuestra vocación. Desde ahí viviremos todos los aspectos de clausura, medios de comunicación, etc. con sobriedad y responsabilidad.

Al terminar la conexión con el P. Juan José, después de una sesión que había durado desde las 15, 45 hasta las 18h pasadas, por agotamiento generalizado, se nos dio un tiempo de descanso, con merienda incluido, hasta las 19 h que volvimos a reunirnos para la elección de Presidenta.

El P. Luis Aróstegui, que debía presidir la elección, después de invocar al Espíritu Santo, nos invitó a actuar con rectitud y sencillez, para que así se manifieste lo que Dios quiere, a través de nosotras.

Elegida la Hna. Patricia del Carmelo de Hondarribia, y tras la aceptación y el abrazo fraterno, entonamos el himno Te Deum. Se había hecho un poco tarde, y por eso seguido, pasamos a la capilla para celebrar la Eucaristía con vísperas. Presidió el P. Asistente de nuestra Federación, P. Luis Aróstegui.

El miércoles, día 20, a las 8,30 con el rezo de Laudes, comenzábamos en común el tercer día de nuestra Asamblea, y a las 9,45 como los otros días, comenzamos nuestro trabajo, ya bajo la presidencia de la Hna. Patricia, que además de leernos un pasaje de las obras de la Santa

Madre, con el libro de la Liturgia de las horas, deseó para todas en este nuevo día de trabajo: “que nuestro pensar y nuestro obrar estén del todo consagrados a Ti, Señor”

Faltaba presentar el cuarto trabajo sobre la Cor Orans, el capítulo IV sobre la formación, tema que, precisamente, se le había pedido a la hna. Patricia, como segunda consejera, que preparara. También este tema se nos dio fotocopiado para que en nuestras comunidades lo aprovechemos trabajando sobre este capítulo tan importante de la formación inicial y permanente.

A las 10, 30 comenzamos la elección de las consejeras. En un ambiente de tranquilidad y fraternidad, enseguida tuvimos elegido el Consejo. Las dos primeras las expresidentas anteriores: Hermanas Olatz Garmendia (Donamaría) y Sagrario Fernández (Olza) y las dos últimas, como en el Consejo anterior:  Hermanas Juana María (Ruiloba) y Begoña Ruiz de Aguirre (Vitoria).

Después de un breve descanso, nos volvimos a reunir por grupos para preparar las preguntas que deseábamos nos respondiera el P. Juan José Bergara en el segundo encuentro virtual que íbamos a tener con él.  Esto nos llevó toda la mañana, y además, tuvieron que reunirse las secretarias de los grupos para reunir las preguntas y enviárselas previamente por correo electrónico al P. Bergara. Un fallo hizo que no le llegaran a tiempo, y tuvimos que enviárselas cuando ya estaba conectado por Skyp, pero todo se arregló –aunque ejercitando un poco la paciencia de las asistentes- y pudo contestar las preguntas enviadas y algunas otras que fueron surgiendo.

Previamente, antes de conectarnos con él a las 17h vía, comenzamos nuestro trabajo  con las relaciones de las comunidades, por orden alfabético, hasta un poco antes de la hora de conectar con la Casa Generalicia, en Roma

Superadas las dificultades técnicas, pudimos escuchar las respuestas del P. Procurador general sobre temas como la clausura, la formación, la visita de la Presidenta a las comunidades. Incidía el P. Juan José en el tema de la comunión, de no tener miedo a la Iglesia que quiere el bien de las comunidades. También en la importancia de ir adaptando las normas de la CO desde nuestro ser de Carmelitas, desde nuestro ser familia, las estructuras más sencillas,  tan distinta a otras Ordenes Monásticas.

Terminada la conexión, y después de un descanso, seguimos con la relación de las comunidades. A las 20 h tenemos la Eucaristía con vísperas, presidida por un P. Claretiano.

Con la cena y un buen paseo en una hermosa noche estrellada, terminaba este tercer día, con las elecciones acabadas y la reunión del nuevo consejo para repartirse los cargos. Se nos comunica que la Hna. Olatz Garmendia será la  Consejera encargada de la Economía; la Hna. Sagrario, secretaria. Y las Hnas. Juana María y Begoña, se ayudarán en el tema de la  Formación y medios de comunicación.

Esa noche, sobre las 21,30 h. Las hermanas de Olza comunican el fallecimiento de la Hna. M. Amparo Aizcorbe. Llevaba muchos días en estado terminal, por lo cual no ha podido estar presente en la Asamblea la priora de esa comunidad, Hna. Mari Mar. Descanse en Paz la Hna. Amparo que tanto se interesó y trabajó por la Federación a lo largo de estos 24 años de andadura federal.

El día 21 comenzó con el rezo de Laudes a las 8,30h. Celebramos ese día el cumpleaños de la Hna. Pilar María, de Hondarribía. En el desayuno las Hermanas Mercedarias le festejaron con  una estampa dedicada, y unos regalos que compartió con todas.

A las 9, 45 seguimos presentando las relaciones de las comunidades, nos acompañó el P. Luis Arostegui, pues había algunos temas que precisar, y su acertada visión y consejo nos hacían falta. La Hna. Presidenta, además de un texto de Camino de Perfección 6,7; nos leyó parte  de la

Lectura breve de Laudes: “que cada uno, con el Don que ha recibido, se ponga al servicio de los demás, como buenos administradores de la múltiple gracia de Dios (1ª de Pedro,4)

La última en leer la relación de su comunidad fue la Hermana Mercedes, del Carmelo de Zaldibar. Son de admirar nuestras hermanas de Zaldibar que, con tanto cariño, han acogido durante estos últimos años a bastantes hermanas mayores y bastantes enfermas en estado de dependencia. Tienen un convento nuevo, bien habilitado para este tipo de situaciones, y hasta ahora, la hermana Mercedes ha sido una estupenda gestora.

Después de un breve descanso nos volviamos a reunir para  concretar varios temas, como la Ecónoma Federal, la formadora Federal, etc. La Asamblea, acoge las propuestas de la Presidenta, y se debaten algunas cuestiones. Queda aprobado, al menos por esta vez, hasta la reforma de los Estatutos, que la Hna Olatz, consejera encargada de la Economía, sea también la Ecónoma de la Federación. Por tanto, según indica la Cor Orans, tiene que visitar las comunidades, antes de la elección de priora, para revisar las cuentas y compartirlo con la Presidenta, como covisitadora, para que lo indique en la relación que esta tendrá que enviar a Roma después de la Visita.

Por la tarde, ya en las últimas reuniones de la Asamblea se sigue hablando de temas como la Formación inicial, aprobando el que podamos unirnos al proyecto de Formación inicial de las Hnas. De Castilla-Burgos, donde contamos ya con dos profesoras de nuestra Federación: hnas. M.

Elena Garmendia, y nuestra Presidenta, Hna. Patricia que se estrenará en septiembre, con el tema de la Comunidad Teresiana.

A la pregunta ¿cómo avanzar, dar pasos, para una ayuda real? Se comenta que no habrá soluciones posibles si no hay algunas comunidades que se supriman y con ello liberen a gente válida para prestar ayuda a las comunidades que lo necesiten.

En la sesión de la tarde, la hna. Presidenta, pidió a la Hna. Felisa, del Carmelo de Getxo que nos cuente como está viviendo esta Asamblea. Lo hace con gran sencillez y fraternidad, señalando que le agrada mucho el trato de confianza y hermandad entre nosotras, y que nos agradece la invitación. También nos pide que recemos para que su comunidad, al hacer el discernimiento sobre a qué Federación adherirse, acierte con lo mejor, que para ella, sería el asociarse a la nuestra por todos los vínculos que nos unen por la proximidad espiritual y geográfica.

A las 19h se nos leen las actas, y después de agradecer el trabajo bien hecho de las encargadas, Hnas. M. Cruz y Begoña, pasamos a la capilla para la Eucaristía con Vísperas.

Por la noche, en la cena, se armó una gran algarabía con el tema de la compra de los quesos de Egino. Algunas hermanas quisieron ir a comprarlos para sus comunidades, pero se corrió la idea de que se podría regalar uno a cada comunidad, ya que una comunidad había comentado que estaba pendiente de recibir algunos ingresos extra. Hasta que eso llegue, se acordó que la Ecónoma de la Federación se hiciera cargo del gasto,  y la comunidad receptora de los bienes, cuando llegaran,  se comprometía abonar ese gasto asumido ahora por la Federación con la aportación oportuna.

La fiesta que preparamos a cuenta de los quesos, mientras en el recreo de la noche apurábamos el helado que había sobrado al mediodía, por la celebración del cumpleaños de la Hna Pilar María, la recordaremos siempre. La hna Julia de Donosti, con la emoción, en vez de pedir un queso para cada comunidad, pidió 20 quesos, uno por cada hermana participante. A tiempo, otra hermana le recordó que sólo era uno por comunidad, y todo quedó arreglado.

Lo mismo la despedida el día 22. Después de la Eucaristía, presidida por el Padre Jesús María Iturbe-Garay, todas comenzamos a bajar las maletas al recibidor, a despedir a las que marchaban primero, pero … surgió de nuevo el problema de los quesos, ya que no habían llegado la noche anterior para todas, y la hermana Tere, de las Mercedarias se acercó a la casa donde los vendían. Así y todo, entre la confusión de que unas cogían, otras se llevaban (tal vez por error más de uno) surgió la dificultad de que para alguna comunidad no llegaba el quedo correspondiente. Al final todo se arregló bien y contentas nos fuimos a nuestras respetivas comunidades con un sabroso regalo de queso de cabra..

Damos gracias a Dios por el Don de la Fraternidad. Porque se nos regala el poder caminar, en medio de las dificultades del tiempo presente, en comunión, buscando el bien  y la ayuda, lo más real y efectiva posible a nuestras comunidades.

Al volver de la Asamblea, encontré este texto de Theilard de Chardin que os comparto:

No te inquietes por las dificultades de la vida, por sus altibajos, por su decepciones, por su porvenir más o menos sombrío… ¡Quiere lo que Dios quiere para ti!

Ofrécele, en medio de inquietudes y dificultades, el sacrificio de tu alma sencilla que, pese a todo, acepta los designios de la Providencia. ¡Vive feliz, te lo suplico! Que nada sea capaz de quitarte tu paz. Conserva siempre sobre tu rostro una dulce sonrisa, reflejo de la que el Señor, continuamente te dirige.

Y en el fondo de tu alma, coloca, antes que nada, como fuente de energía y criterio de verdad, todo aquello que te llene de la Paz de Dios.

Recuerda: cuanto te inquieta es falso y desaparecerá… es pasajero..

Te lo aseguro en nombre de las leyes de la vida y de las promesas de Dios. Por eso, cuando te sientas apesadumbrada y triste… ¡¡sólo ADORA y CONFÍA!!

Unidas en y desde el Señor, en el Carmelo de Teresa y Juan.
La cronista.

Carmelitas Descalzas de la Federación de San Joaquín de Navarra.
Copyright © 2015- 2019